Recetas de mojo picón

Hacer salsa picón, paso a paso

Mojo picón con thermomix

Mojo picón con thermomix

Aunque no es imprescindible tener una thermomix para hacer mojo, si que reduce considerablemente el número de aparatos que tienes en la cocina.

Que si una batidora, un peso, una amasadora, una mezcladora... todo queda reducido a un sólo electrodoméstico.

Pero centrémonos en la receta que nos ocupa. Hoy es una salsa al más puro estilo canario, un típico mojo picón que se suele utilizar para acompañar a las papas arrugadas y a otros platos canarios.

Yo he tenido la oportunidad de comer mojo canario en las islas, y os puedo decir que esta receta es prácticamente igual. Por lo menos a mi me sabe muy parecido.

Ingredientes a utilizar en esta receta:

  • 4 ó 5 dientes de ajo, pelados
  • 1 guindilla o 2 cucharadas de carne de pimiento choricero
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de comino molido
  • ½ cucharadita de orégano
  • 1 cucharadita de sal
  • 70 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 20 ml de vinagre de vino blanco

Elaboración del mojo picón con thermomix:

En primer lugar, pelamos los dientes de ajo y los partimos por la mitad. Abrimos por la mitad la guindilla y lo colocamos junto con el ajo en el vaso de la thermomix.

Incorporamos el pimentón dulce, el comino molido, el oregano, la sal y el vinagre de vino blanco y pulsamos el botón turbo tantas veces como sea necesario para triturar todos los ingredientes.

Poco a poco vamos vertiendo el aceite de oliva por el agujero de la tapa, hasta que empiece a formarse la salsa.

Tampoco es imprescindible que la salsa sea muy fina, si tiene algún trozo grande no pasa nada.

Si comprobamos que se ha quedado mucha cantidad en las paredes del vaso, lo bajamos con la espátula y trituramos un segundo más.

Podemos graduar la textura del mojo añadiendo más líquido o menos, según nuestra preferencia personal.

Probamos la salsa para ver si es necesario ajustar la sal y el picante, añadiéndole más guindilla. Yo he puesto dos, porque me gusta que pique, pero sólo un poco, nada de que me arda la boca con cada cucharada.

Pero se que a algunos les resulta muy poco picante y que necesitan un gustillo más. Así que consideraos libres de añadir cuanta guindilla queráis.

Lo mejor del mojo picón es que combina perfectamente con cualquier plato de patatas, de carne o de pescado. Incluso lo he echado en algunas verduras salteadas, y así que da gusto comer verduras.