Recetas de mojo picón

Hacer salsa picón, paso a paso

Papas arrugadas con mojo picón

Papas arrugadas con mojo picón

Si hay un plato que representa a las Islas Canarias en el mundo entero, son las papas arrugadas con mojo picón, una receta muy sencilla, pero a la vez deliciosa. La versión roja es mi favorita, con un toque ahumado y un poco picante, perfecta con las pequeñas y arrugadas patatas Canarias.

Encontrar el chile o pimiento usado en las Islas canarias par la elaboración del mojo picón, la pimienta Picona, puede ser casi imposible fuera de la isla. Por suerte, puedes hacer una versión muy similar con la ñora o los chiles secos. Prueba y compara.

Lo que necesitarás para hacer 1 taza de mojo

  • 4 pimientos rojos secos (ñora) o chiles (si quieres que pique)
  • 1-2 rebanadas de pan blanco duro
  • 5 dientes de ajo pelados
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • 2 -3 cucharadas de vinagre de vino tinto
  • 1/2 cucharadita de sal gruesa
  • 100-150 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 60 ml de agua (o caldo de pollo)
  • 1/4 cucharadita de pimentón (opcional)

Lo que necesitarás para las papas arrugas

  • 1 kilo de papas (si son pequeñas mejor)
  • Agua
  • 2 puñados de sal gorda
  • 1/2 limón

Cómo hacerlo

Lo primero que tienes que hacer es rehidratar los pimientos secos (ñoras), sumergiéndolos en un recipiente con agua tibia durante 15 minutos, o hasta que estén blandos.

Mientras se hidratan, utiliza un mortero y una maja para machacar el comino, junto con los dientes de ajo, y la sal. No tengas prisa, la mezcla tiene que triturarse bien.

Una vez que los pimientos estén rehidratados, escúrrelos. Tienes que cortarles por la mitad y eliminar las semillas, así como el rabo, para quedarte solo con la carne.

Incorpora la carne de los pimientos al mortero y continua machacando todo con la maja, hasta que tenga una consistencia uniforme.

Agrega el pimentón, el vinagre y el aceite, y continúa mezclándolo.

Rompe las rebanadas de pan en cuartos, y ve añadiendo los trozos pequeños de pan, junto con una cucharada de agua o caldo, hasta que la salsa empiece a espesar. Añade más agua de forma gradual hasta que adquiera la consistencia que deseas.

Una vez que tienes el mojo picón, puedes empezar a hacer las papas. Lava bien las papas y ponlas en una olla con agua. El agua tiene que cubrir generosamente las papas. Añade los 2 puñados de sal gorda y el medio limón.

Pon a calentar las patatas a fuego fuerte hasta que empiecen a hervir. Después reduce la temperatura para que cuezan a fuego medio durante 15-20 minutos, hasta que al pincharlas con un cuchillo se deshagan.

Escurre el agua y tapa las patatas con un paño de cocina hasta que se arruguen. Sirve las patatas acompañadas con el mojo.